Bici-adventures

"Beaver" on wheels

Todos los días, para ir a trabajar, tengo que recorrer 1,7 millas en bici. Puede no parecer mucho, pero me toca pedalear después de haber hecho un viaje de 50 minutos en tren. Así que cuando el tren me deja en la estación y veo que todavía me queda un largo trecho hasta la oficina, lo cierto es que no me hace ninguna gracia.

Ir andando es casi inviable… alguna vez lo he hecho, y se tarda una media hora. Tampoco hay transporte que me pueda llevar de un pueblo a otro: los autobuses tienen la magnífica idea de no pasar en esa dirección por las mañanas. Así que, después de muchas cábalas y estudios, hace unos meses, llegué a la conclusión de que mi única alternativa era la bici-aventura. Por suerte, desde Marzo hasta ahora anochece después de las cinco, y no he tenido que pasar por el trago de recorrer un camino solitario donde no hay una sola farola.

Esto es para dejar claro...

Esto es para dejar claro…

...la precariedad del camino.

…la precariedad del camino.

A la hora de elegir bici lo tenía claro: a ser posible quería una plegable, para poder llevarla de mi casa a la oficina y así minimizar el riesgo de robo. El apeadero donde me bajo no es un lugar demasiado seguro para dejar la bici. Así que fui a una tienda que me recomendó una chica que estaba haciendo prácticas con nosotros. “Cycle King” o “Kings Cycles”, nunca me acuerdo bien. Allí tenían ofertas bastante buenas y me llevé una bicicleta llamada “Monty” por un módico precio. Sin embargo, a veces lo barato sale caro.

Así venía ella en el tren.

Así venía ella en el tren.

Llevaba a Monty en el tren conmigo con mucha ilusión. La dejaba en el pasillo, sentándome lo más cerca posible de la puerta y oteando cada pocos minutos, asegurándome de que ningún malintencionado se la llevara. Nuestros primeros días juntas fueron idílicos. Hasta que al poco tiempo empezó a fallar. Primero fue una rueda pinchada. Aquí comenzó mi relación con Hadron Cycles, la tienda de bicis local que ha recibido mis visitas a tutiplén. Otro día empecé a notar que el sillín estaba algo flojo. Hasta que un día yendo a trabaja se hundió de golpe y, ¿cómo decirlo? me di una leche del copón. A pesar de mis magulladuras seguí confiando en Monty. La rueda se pinchó otra vez, y al llevarla a Hadron para cambiarla, me dijo el chico que me atendió, señalando el sillín: “Voy a arreglar esto porque si te dejo marcharte así te vas a matar”. No sabía él que el leñazo ya me lo había pegado. Después de alguna visita más, según la bici se iba destartalando, me recomendó ir a reclamar a Cycle King (o KIngs Cycle). Y un día cogí fuerzas y lo hice. Fui a Cambridge a quejarme.

Para acortar lo resumiré en que allí me cambiaron la pieza gratuitamente y pude volver feliz al hogar. Inocente de mi, no se me ocurrió otra cosa que dejar la bici atada… ¡¡¡¡¡¡¡en el garaje!!!!!!! Con razón al día siguiente volví y ya no estaba. Sí, damas y caballeros, esta es la triste historia de mi bicicleta. Cuando esto ocurrió, pensé en organizar un numerito al estilo Leo Volant, pero por desgracia, aunque reviso Gumtree semanalmente en busca del ladrón, aún no he dado con él. Así que en esa misma página compré otra bici un poco más grande, algo más pesada (me está llenando la pierna de moratones), con ruedas que se pinchan de cuando en cuando, pero sin achaques turbios que terminen en accidentes.

Et voilà!

Et voilà!

La historia continúa y miro con pavor cómo nos aproximamos al 21 de junio y, a partir de ese día, cada vez anochecerá antes…

DSC00127

Anuncios

3 Respuestas a “Bici-adventures

  1. Mmmmmmmm…….solo te han robado 1, hasta q llegues a mis 3…jeje!!!comparte una luz-farol xa cuando anochezca!!:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s